« | »
Jan'10
20

En estos días en los que se ha estado desatando una gran polémica en torno la piratería y los derechos de autor, o propiedad intelectual, como deseen llamarle, me ha hecho a mi y supongo que a otras muchas personas pensar durante un rato sobre lo que se ha dicho y nuestra opinión real, dado que mucha gente se deja llevar, por lo que realmente piensan otras o, simplemente que al estar de acuerdo en un porcentaje alto del contenido del texto, pasan de dar o cambiar su opinión y aprueban al 100% la opinión existente (que quede claro que no me refiero con esto a textos como el Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales de Internet, sino a opiniones particulares bastante extremistas que he oído de partícipes de ambas opciones).

Para empezar, en lo que si que creo que estamos de acuerdo la mayoría de los que utilizamos aparatos electrónicos diariamente (no me estoy metiendo con el fin de los mismos) estamos en desacuerdo con algunas o la mayoría de las medidas que se han estado tomando, ya que, como dicen algunos “eres culpable hasta que se demuestre lo contrario”.

A mi modo de ver, dejando estadísticas a un lado, lo que sucede es ni más ni menos, que los precios que se le ponen a las cosas que están sujetas a copyright son excesivamente altos, sobre todo si los compras en una tienda en lugar de hacerlo por Internet, por ejemplo:

Un disco de música, si lo compras en una tienda, es decir que compras el CD físico con su carátula y todo, puede llegar a costarte casi 10€ más de lo que te costaría si hicieses la transacción a través de Internet en tiendas como la de iTunes, Spotify, … ya que ahí un disco entero se vende por algo menos de 10€, y si encima tenemos en cuenta que a la gente le suele gustar más tener el disco original que uno grabado (aunque las canciones que estén grabadas en éste sean compradas), y esto es así porque ya que lo has pagado te gusta que se vea, por lo que, por una carátula de plástico que al por-mayor no costará ni 1€ y un par de folios impresos a color que costará más o menos lo mismo, estás pagando 10€ (no cuento lo que cobra el distribuidor porque no creo que le paguen mucho).

Pero volvemos al mismo problema, al tener que grabar nuestras canciones originales en un CD, estamos pagando un canon que no deberíamos, al igual que si utilizamos el CD para grabar una presentación de trabajo, las cuentas de una empresa,… Canon que, como ya hemos podido observar te devuelven si llevas el caso a un juez, pero ¿quién va a llevar cada CD que graba y que no contiene datos pirateados a un juez para que lo evalúe? nadie o casi nadie.

Continuando con la reflexión, lo que a mi no me queda demasiado claro y probablemente a más gente es realmente que gente está afiliada a la SGAE, ya que no hay listas oficiales, y además qué pasa si alguien se descarga o reproduce en un local música extranjera, ¿quién se queda con el canon pagado? porque sinceramente esto es lo que más me ha llamado la atención, los que más se quejan y que más revuelo arman, son los autores cuya obra, yo por lo menos, no escucho ni he escuchado desde hace mucho tiempo si es que alguna ves he oído sus canciones, pero bueno, sobre gustos no hay nada escrito ¿no?

Y por último, haciendo alusión al hecho de tener que pagar por adelantado los posibles “delitos” que se vayan a cometer, no es un poco extraño, es decir le estamos pagando a gente que sospecha o sabe que le están “robando”, pero por el contrario, si a mi me roban el portátil, a no ser que lo tenga asegurado, no me lo paga nadie, lo denuncio y queda constancia, pero no me lo pagan y mucho menos si digo que pienso que me lo están robando, lo que me hace sentirme en inferioridad de condiciones con respecto a los artistas que están afiliados a la SGAE.

Quiero dejar claro que con esta reflexión no estoy diciendo que todo deba ser gratis ni mucho menos, los artistas también tienen que comer, y si alguien dice que quiere vender su obra en lugar de darla gratis esta en su total derecho, pero no es lógico que quieran cobrar por que alguien reproduzca en público (por ejemplo en la radio de una peluquería) una obra suya por la que ya han cobrado en efectivo, especie o publicidad, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de dinero que ganan, o ¿acaso al ingeniero que hizo el estudio del suelo de Azca (Madrid) le pagan cada vez que alguien pasa por encima?

Además los defensores de los derechos de autor pueden decir que si escuchas la radio, estás “regalando” música, que permiten que la gente la escuche gratuitamente y sin pagar, pero en realidad, a mi modo de ver la estás pagando escuchando la ingente cantidad de anuncios que reproducen en la misma, al igual que sucede en la televisión, ya que sin ellos la radio, no ganaría dinero, y cobraría a los oyentes o simplemente, no existiría, un claro ejemplo es el caso de Spotify, que te deja elegir qué hacer.

¿Se están sacando las cosas de quicio? (esta pregunta va por ambas partes)

¿Deberían buscar otros modelos de negocio?

¿Qué opináis del siguiente vídeo?

Siendo sinceros no soy nadie para opinar de leyes, por lo que no sé exactamente en qué consisten los agujeros legales que tenemos en la ley ni si son justos para unos y otros, por lo que en cuanto a lo de si copiar no no es legal o ilegal no puedo opinar.

Si disfrutaste del artículo, puedes suscríbete a nuestro feed RSS
Etiqueta(s):
Categoría(s): Curiosidades, Reflexiones
Si te gustó este artículo o bien deseas seguirnos diariamente tal vez desees suscribirte a nuestro canal RSS vía email o bien vía lector de feeds. Recuerda que si usas tu email debes verificar la activación de tu suscripción (si tarda mucho revisa en tu carpeta spam).
Puedes dejar un comentario, o hacer un Trackback desde tu sitio.

Nadie ha comentado todavía.

Deje su comentario

XHTML: Puedes utilizar algunos códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« | »